José María Martinez arribó el día de ayer a San Luis y fue recibido por la prensa local.

En un diálogo con nuestros colegas de El Diario de la República, habló de lo que fue su comienzo como entrenador, su familia, sus proyectos, el conocimiento que posee de Juventud y lo que espera de San Luis para su futuro.

Martínez comenzó diciendo que: “Casi toda mi carrera deportiva como jugador y entrenador la he desarrollado en el ascenso. Es una división, que lógicamente por haberla transitado tanto a mí me apasiona”.
“Mi último tramo como futbolista lo hice en el interior, entonces eso hizo que, si bien soy del Gran Buenos Aires y me inicié en los equipos directamente afiliados a AFA, después de haber tenido experiencias en Tucumán, San Juan y Mendoza, me gustó mucho el interior. Se vive de otra manera. Me gusta la tranquilidad”.

¿Cómo juega un equipo de Martínez?
“Lo más importante son los jugadores. De ahí en adelante lo que uno trata de transmitirle al futbolista es que pueda resolver situaciones del juego. Obviamente que todos tenemos una idea de juego, un gusto, pero a partir de conocer el plantel, tenerlos un par de días conmigo y conocer el nivel individual, un entrenador lo que tiene que lograr al margen de un gusto y de su idea que todos tenemos es sacarle lo mejor de cada uno en lo individual y llevarlo a lo colectivo y a partir de ahí, trabajar mucho sobre las acciones de juego”. En lo táctico, Martínez dijo: “buscamos un equipo que cuando ataque lo sepa hacer y cuando defienda lo haga con orden y si es posible siempre con un jugador más de lo que ataque el rival”.

La idea de dirigir a Juventud

El nuevo DT dijo: “Venía desde hace un tiempo la idea y por amigos en común que tenemos con Carlos (por Ahumada) había algunas posibilidades, existían charlas pero no concretas y bueno, el lunes recibí un llamado de Carlos para ver cómo estaba mi situación y si podíamos conversar. Todavía no me había terminado de desvincular de la gente de Defensa y Justicia porque querían que continuara en lo que venía haciendo
anteriormente. Me reuní con Carlos, me gustó el desafío porque me gusta el fútbol del interior y hacía un tiempo que tenía ganas de dirigir fuera de Buenos Aires y acá estoy”.

La urgencia de los resultados

“En todos lados hoy, no hay paciencia, se necesita ganar sí o sí. De hecho, hoy la vida se ha tornado que el que no es exitoso, no sirve. Yo no ando en la vida en busca de esa decisión drástica. Quiero trabajar y darle profesionalismo a mi trabajo, al plantel en el cual estoy, pero que el resultado sea una consecuencia del trabajo y de una idea, y no sólo por el hecho de salir a ganar. Uno sale a jugar un partido y para ganarlo debe jugar mejor que el rival. Esa es nuestra idea”.
“Vengo a aportar lo mío, y desde mi lugar darle lo mejor a Juventud y en este caso junto con los muchachos terminar una temporada mejor de cómo la han iniciado”.
Agregó: “Conozco a gran parte del plantel. Algunos por haber sido compañeros cuando jugaba, otros por dirigirlos, y el resto por enfrentarlos. Sí sé que poseo un plantel rico técnicamente, con jugadores de buen pie, pero con dificultades, por algo están en la situación que están. Sabemos que el fútbol son estados de ánimo y si tenemos jugadores dinámicos, comprometidos con la camiseta, con el club y con su trabajo, a partir de ahí se puede potenciar en lo individual y esto redunda en beneficio del trabajo colectivo del equipo”.

Por último, cerró la charla con una frase contundente: “Nuestro objetivo a corto plazo es ganarle a Racing de Córdoba”.

Luego el nuevo DT fue, en horas de la tarde, a la práctica que el equipo realizó en el Bajo. Allí tuvo su primera charla grupal con todo el plantel y presentó a su Ayudante de Campo, Marcelo Vazquez, quien ya fue director técnico de Juventud, y ratificó a Diego Quiroga y Raul Sosa como los preparadores físicos.

Primera imagen de Martinez en el Bajo

Nota: Gustavo Falduti Foto: Gentileza Pablo Bustos

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here