Se trata del defensor Matías Escudero quien desde el 2009 milita en el «Torito» de Mataderos. Hoy es el capitán que logró llevarlo a Primera División.

Nueva Chicago derrotó 1 a 0 a Gimnasia de Jujuy en el último encuentro del triangular desempate del torneo de la B Nacional, que brindó el último ascenso a Primera División para el conjunto de Mataderos. El único gol del encuentro lo anotó el experimentado Christian ‘Gomito’ Gómez a los siete minutos de la etapa inicial.

Tras el gol en la primera etapa, fue todo del equipo porteño, que pudo liquidarlo en reiteradas oportunidades, y que por falta de precisión no concretó el segundo gol que mereció y que pudo cerrar el juego.

En la segunda etapa el «Lobo» intentó al comienzo, al igual que en el primer tiempo, pero pudo poco hacer ante un Chicago bien plantado, que si bien dejó de generar, claramente manejó el resultado a su favor, se hizo dueño del encuentro y nuevamente pudo liquidarlo con su capitán, el puntano Matías Escudero quien, a los 22 minutos desperdició la más clara para Chicago, Mendoza se la bajó de cabeza al área chica y la ‘paloma’ del defensor se abrió demasiado y la pelota dio en el palo derecho de Maximiliano Cavallotti que estaba vencido.

Chicago volvió a Primera División y gran parte de este objetivo cumplido es obra de Matías Escudero quien surgió en ASEBA y en el 2009 emigró al barrio de Mataderos donde recién, en la temporada 2011/12 de la 1ºB Metropolitana donde logró ascender a la Primera B Nacional ganándole a Chacarita Juniors en un partido histórico. Lamentablemente, en ese encuentro, sufrió una rotura de ligamentos que lo mantuvo más 6 meses fuera de las canchas.

Cuando le restaban pocas semanas para volver a las canchas, Escudero sufrió una rotura de meniscos que lo mantuvo 30 días más alejado de la actividad deportiva. Recién el 21 de febrero de 2013 logró volver a entrenarse a la par del plantel volviendo  a las canchas frente a Rosario Central en la derrota de su equipo por 2 a 1. Finalmente, su equipo descendió a la tercera división del fútbol argentino, pero el decidió quedarse en la institución.

Para la temporada 2013/14, Escudero volvió a ser fundamental para el equipo ganador del campeonato. Jugó 36 partidos (contando el de Copa Argentina). Junto a German Lanaro, conformaron una de las mejores zagas centrales de la categoría.

Luego del ascenso, Chicago se tenía que armar para afrontar el torneo de la Primera B Nacional. La continuidad del defensor estuvo en duda debido a diferencias con la comisión directiva. Sin embargo, renovó su vínculo hasta diciembre del 2015.

Escudero fue un pilar en la defensa de este Chicago donde jugó en la mayoría de los partidos, convirtió 2 goles (Douglas Haig y Guaraní Antonio Franco).


 Nota: Gustavo Falduti

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here