Brahian David Cuello nació el 30 de septiembre de 1997 en Merlo y es el tercero de diez hermanos. Su historia es la de muchos que vienen peleando desde abajo para llegar a lo más alto del fútbol. Cuando el año pasado terminó el secundario en la Escuela Experimental “Doctor Horacio de la Mota”, pensó que la vida lo tendría a esta altura estudiando para ser profesor de educación física.

Sin embargo, el deporte que practica desde muy pequeño lo llevó, casi sin que se diera cuenta, hasta la concentración del plantel profesional del Club Sportivo Estudiantes. Pero no solo eso: el lunes quedó entre los 18, fue al banco y le tocó debutar, nada más ni nada menos que ante Argentinos Juniors, un favorito que tendrá el Torneo del Nacional B.

“Estaba nervioso y ansioso. Era la primera vez que me tocaba ir al banco, y cuando entré el técnico me dijo que saliera tranquilo a demostrar. Fue una pena el resultado, la cancha estaba complicada, el clima dificultó más las cosas”, declaró Brahian el día después de una noche que será inolvidable.

Tiene el acento del Valle del Conlara y la calidez de la gente del interior; es simpático y algo introvertido. Sabe que tiene mucho que aprender y en este mes de trabajo que lleva entre los futbolistas profesionales, se puso a punto físicamente, se adaptó muy bien al plantel y escucha a los referentes: “Marcelo Mosset, Valentín Brasca y Mario Vallejo son para mí los más representativos, tienen mucha experiencia y por eso escucho sus consejos. A ellos les gusta hablar con los más chicos”.

“Todos me vieron por televisión, mi familia y mis amigos. Ellos están contentos de que haya cumplido un sueño y me alientan para que siga adelante, mejorando para estar siempre listo”, dijo satisfecho y emocionado porque las personas que le escriben no dejan de remarcar que es el “orgullo del pueblo”, como también lo es para el fútbol de San Luis.

Brahian tiene 18 años, es volante por derecha, mide 1,70 y pesa 66 kg. Jugó desde chico siempre en el Club San Martín de Merlo. Fue uno de los seleccionados por la Coordinación de Fútbol Infantil y Juvenil del Club Sportivo Estudiantes y por cuarto meses jugó para la 4° división albiverde, en el Torneo Juvenil de AFA.

“Los coordinadores me trajeron a la concentración y ya me quedé. Sé que tengo que sumar para el equipo, con las intensiones y preparado para estar siempre. Esto es algo que no esperaba, que se fue dando y que ahora estoy disfrutando. Yo quería estudiar el profesorado de educación física, pero la jugué por esto”, dice el puntano.


Nota: Leandro Gun   Fuente y Foto: Prensa CSE

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here