La empresa que organiza “La Odisea” afirmó que en el 2020 se podría competir por suelo argentino. La largada sería en Chile y la meta en Paraguay.

Etienne Lavigne, director de la prueba, reconoció que hay avanzadas expectativas para que Argentina vuelva a sumarse a la competencia.

La Amaury Sport Organisation (ASO), empresa francesa organizadora del Dakar, buscará recuperar a Argentina y Paraguay como sedes del rally más duro del mundo antes de decidir si mantiene la carrera en Sudamérica.

Tras la conclusión de la competencia este año, el francés afirmó en una entrevista a la agencia EFE que la prioridad de los organizadores es continuar en Sudamérica, donde se han celebrado las diez últimas ediciones.

“Durante los próximos meses vamos a visitar Chile, Argentina y otros países del continente para recuperar tendencias sobre una participación en el futuro”; reconoció el propio Lavigne, quien se encuentra en tratativas con el gobierno nacional para incorporar San Juan, La Rioja, San Luis, Córdoba y Buenos Aires al recorrido.

Por ahora, Perú manifestó que no sería sede nuevamente. Por eso, se baraja la idea de que el Dakar se largue en Chile y finalice en Paraguay.


Fuente: Carburando