Aplicadores entrenados del Campus Abierto de la ULP “Arturo Rodríguez Jurado” censaron 6.845 alumnos de tercer grado de 290 escuelas, cuyos datos sobre la aptitud física de cada niño permitirán detectar potenciales talentos deportivos y apoyarlos en su desarrollo.

Se tomaron medidas antropométricas, como talla, peso, longitud de manos y pies, estos últimos para la práctica de natación; lanzamiento de una pelota de un kilo, salto longitudinal, entre otras pruebas, según explicaron a ANSL la ministra de Ciencia y Tecnología, Alicia Bañuelos, y la responsable del Campus Abierto de la ULP “Arturo Rodríguez Jurado”, Juliana Menéndez.

Ahora, con estos datos, serán convocados los niños en los que se detectaron ciertos talentos deportivos para tomar un “re test” de prueba y luego derivarlos a los deportes ideales según sus características morfofuncionales.

El año pasado se realizó el mapa deportivo de la provincia para los chicos de 12 años que cursaban el último año de la escuela primaria, con el objetivo concreto de poder aconsejar cuáles eran los deportes para los que estos chicos eran más aptos.

“Pero hay algunos deportes que requieren saber con anterioridad estas condiciones, como la gimnasia deportiva o la natación, por ejemplo, y por ello se decidió hacer este año el mapa deportivo para los chicos de tercer grado”, detalló la ministra.

Bañuelos explicó que hacer estos mapas deportivos tiene una finalidad, que está orientada al deporte en una provincia que tiene una política deportiva tan fuerte y que el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, pone tanto énfasis en el desarrollo deportivo.

La funcionaria agregó que el mapa tiene la mirada en el deporte en sí, pero por otro lado marca el nivel de sanidad o lo bien que se están desarrollando los niños en San Luis. “Además de ver cuáles son sus habilidades deportivas, estamos viendo cuan sanos son los niños en la provincia y los resultados son muy buenos, porque no hemos encontrado extremos por desnutrición u obesos”, insistió.

Mediciones con tablas propias

Para Bañuelos, este estudio les ha planteado algunos temas que encararán el año próximo junto con el Ministerio de Salud y es que muchas tablas con las que comparan, en particular la del índice de masa corporal, están elaboradas para otros países, pero no para San Luis.

“Nos proponemos tener nuestras propias tablas en función de las características genéticas que en promedio tenemos en San Luis. Tener un control del desarrollo físico de los niños habla de tener una sociedad mejor preparada y con prevención de enfermedades, muchas de las cuales se deben al sedentarismo”, adelantó.

Bañuelos también advirtió que si los chicos hacen deportes durante su infancia y adolescencia, se adquieren costumbres que estarán a favor de tener una vida adulta más sana.


Fuente: ANSL