Fue entre Estudiantes y Patronato con triunfo para el local por la mínima. Sobre el final hubo incidentes con la expulsión del puntano Matias Escudero.

En un partido áspero y que se definió por la mínima diferencia, Estudiantes de La Plata venció ayer a Patronato de Paraná por 1 a 0 en el estadio Ciudad de La Plata, por la séptima fecha de la Superliga. El encuentro terminó con una batalla campal entre los jugadores de uno y otro equipo.

El único gol del encuentro lo marcó el mediocampista Iván Gómez, a los 28 minutos, luego de una serie de rebotes en el área visitante.

El partido fue accidentado, con tres expulsados, dado que el árbitro Germán Delfino le mostró la tarjeta roja a Gonzalo Jara, en el Pincha, y Christian Chimino y Matías Escudero, en el “Patrón”.


Nota: Redacción