Facundo Corvalán (juega en España) es el primer basquetbolista argentino que está afectado en el país por el brote de coronavirus, la pandemia que puso en alerta sanitaria a todo el mundo, luego de arrojar este miércoles resultado positivo el examen que le practicaron en el Instituto Malbrán.

El jugador, de 21 años y oriundo de Junín, había regresado al país la semana pasada, procedente de España, donde actúa en el Real Canoé de la Liga LEB Oro del ascenso español.

Una fuente cercana al jugador le confió a Télam que Corvalán es «uno de los contagiados» entre los 19 que contrajeron la enfermedad durante la jornada, según lo informado por el Ministerio de Salud de la Nación.

El base juninense, al igual que su madre, Silvina Pascucci (se sometió a los mismos exámenes y no está afectada), regresó a Buenos Aires y fue directamente a internarse al hospital Abraham Piñeyro, de su ciudad natal, a partir de experimentar –ambos- sendos cuadros de «fiebre alta y síntomas propios» de la pandemia.

Corvalán, que surgió en la Liga Nacional (LNB) en Ciclista Juninense (2014-2015), se sometió automáticamente al protocolo de aislamiento que aconsejan las autoridades sanitarias en estos casos. Lo mismo ocurrió con su madre. Inclusive, según le contaron a Télam, distintas fuentes consultadas «ambos pasaron internados, aislados y sin fiebre, en los últimos dos días».

El base también vistió la camiseta de Bahía Basket, entre las temporadas 2015-2019, antes de partir hacia España, donde fue fichado por Real Betis, que luego lo prestó al Real Canoé de la LEB Oro.


Fuente: NA