El Comité Olímpico Internacional (COI) anunció este domingo que evaluará en las próximas «cuatro semanas» si posterga o mantiene la fecha de inicio de los Juegos de Tokio 2020, prevista para el 24 de julio, debido a la pandemia del coronavirus.

«El COI, en plena coordinación y asociación con el Comité Organizador de Tokio 2020, las autoridades japonesas y el Gobierno Metropolitano de Tokio, comenzará discusiones detalladas para completar su evaluación del rápido desarrollo de la situación sanitaria mundial y su impacto, incluyendo el escenario de aplazamiento», admitió en un comunicado de prensa.

En ese sentido, explicó que finalizará esas discusiones «en las próximas cuatro semanas», cuando determinará cuál es el mejor plan para afrontar esta situación.

El Comité, además, expresó que «aprecia enormemente la solidaridad y la asociación de los Comités Nacionales y las Federaciones para apoyar a los atletas y adaptar la planificación de los Juegos».

En la misma línea, añadió que «la cancelación de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 no resolvería ninguno de los problemas ni ayudaría a nadie», por lo que «no está en la agenda».

Por su parte, el presidente del COI, Thomas Bach, remarcó: «Las vidas humanas tienen prioridad sobre todo, incluido por sobre la organización de los Juegos. El COI quiere ser parte de la solución. Por lo tanto, lo hemos convertido en nuestro principal foco para salvaguardar la salud de todos los involucrados y contribuir a contener el virus».

«Deseo, y todos estamos trabajando para esto, que se cumpla la esperanza que han expresado tantos atletas y Confederaciones de los cinco continentes: que la llama olímpica sea una luz al final de este túnel oscuro», cerró.

Diferentes deportistas y federaciones de varios países ya manifestaron al COI la necesidad de posponer la cita olímpica en medio de la propagación del nuevo coronavirus.

Sin embargo, el COI hasta el momento había mantenido su postura de «no tomar medidas drásticas» e instaba a los atletas a continuar con sus preparaciones pese al contexto atípico, por lo que por primera vez admite el escenario del «aplazamiento».


Fuente: NA