Divizia y Manavella, presidentes de Juventud y Estudiantes coinciden que hoy, lo menos importante, es la continuidad del campeonato.

Hasta el 31 de marzo es la cuarentena oficial impuesta por el Estado Nacional y Provincial. Sin embargo, ésto podría extenderse.

La cuarentena afecta a todos y el deporte no está exento de ello y más aún aquellos torneos y campeonatos que se estaban disputando.

Es el caso del Torneo Federal A de fútbol que tiene como protagonistas a los puntanos Juventud y Estudiantes.

Ambas instituciones licenciaron a sus planteles profesionales, con «tarea para la casa» y cedieron sus instalaciones al Gobierno de la Provincia en caso de ser necesario ante la pandemia del Covid-19.

DSL dialogó brevemente con las máximas autoridades del «Juve» y del «Verde», Divizia y Manavella, respectivamente.

«Siempre se procura terminar en tiempo y forma pero esta situación es grave. El fútbol está en segundo plano, entendemos que si superamos la situación del Coronavirus, los cronogramas serán en base a lo que suceda con Copa América y con Súperliga», señala Divizia.

«Creo que hoy a pocos le interesa el torneo. Primero hay que superar esta situación con respecto al virus» nos dice Manavella.

«Esto es extraordinario. Lo preocupante de la situación es la supervivencia de los clubes, no va a ser fácil para los que militamos en el Federal A» dice Divizia quien agrega: «Imaginamos que desde AFA y Agremiados bajarán línea, seguro que presionarán pero veremos que pasa».

Manavella, por su parte, señala que «Es grave la situación pero hay que esperar, no queda otra».

Mientras tanto, ambas instituciones le cedieron sus instalaciones y recursos al Estado Provincial y Municipal en caso de ser necesarias.


Nota: Redacción