Fue el segundo en una semana. Así lo manifiesta la institución en sus redes sociales. «La Ripiera» es víctima constante.

La cuarentena obligatoria para evitar la pandemia del Covid-19 surte efecto. Sin embargo, parece no hacerlo con los delincuentes.

Esto le sucede al Club Atlético Huracán quien, como publica en sus redes sociales, ayer fue víctima del segundo robo en una semana.

Si bien no se dan detalles de que elementos han sido sustraídos, se informa sobre daños sufridos en las instalaciones de «La Ribera».

Huracán estuvo muchos años de gloria y había caído en una desidia institucional por falta de apoyo económico. Hoy, la realidad es otra, con importantes cambios en sus instalaciones.

Sin embargo, los delincuentes siguen a la orden del día logrando nada. Solo hacer daño.


Nota: Redacción