Es una de las propuestas del PGA Tour para regresar a la actividad en los Estados Unidos. Serían trasladados en aviones privados los jugadores y los caddie mientras dure la pandemia del coronavirus.

«Probablemente seremos divididos en grupos de cuatro, cinco o seis jugadores por avión», afirmó uno de ellos, el estadounidense Kevin Streelman.

«El PGA Tour alquiló aeronaves, algunas muy grandes, para facilitar el traslado de jugadores y caddie limitando al máximo el riesgo de contagio», completó.

El reinicio formal del PGA Tour será el 11 de junio con el Charles Schwab Challenge, que se disputará sin público en Fort Worth, Texas, con test de Covid-19 domiciliarios antes y durante el torneo para todos los involucrados en la cita.


Fuente: Ansa