Lo hizo un equipo danés con 10.000 hinchadas viendo el partido por videoconferencia. Sus reacciones se proyectaron en el estadio con pantallas gigantes.

Cuando la liga superior de Dinamarca regresó de su suspensión de la pandemia, un club decidió que la mejor manera de mantener el distanciamiento de los hinchas era por videoconferencia.

Se trata del AGF con sede en Aarhus que contó con diez mil hinchas en la cancha pero a través de pantallas gigantes con sus gritos canalizados en los altavoces del estadio.

Para que esta innovación celebrada el pasado jueves se llevara a cabo, AGF se asoció con Zoom, la empresa de videoconferencia cuya tecnología, lanzada por primera vez hace sólo siete años, ha sido una de las historias de éxito de este año.

Antes del partido, AGF había pedido a los aficionados que se inscribieron para obtener entradas virtuales en la sección del estadio donde normalmente se sentarían, y luego los agrupaban en videollamadas de hasta 18 personas. Cada grupo fue brevemente proyectado en una de las pantallas de video gigantes establecidas dentro de Ceres Park antes de ser reemplazado por otra sección de seguidores.

Incluso había una pantalla más pequeña dedicada a «visitar» a los fans que se prepararon para la ocasión.

Para toda la planificación, se contrataron moderadores quienes, por ejemplo, retiraron a dos hinchas por mal comportamiento.

Aunque las pantallas de vídeo ocuparon una gran parte del nivel inferior de la tribuna principal, la mayor parte del resto del estadio estaba vacío.

La experiencia cayó bien en varios equipos y uno de ellos es el West Ham United quien planifica seguir el mismo camino el próximo 17 de junio.

Por las dudas, el partido finalizó 1-1.


Nota: Redacción    Fuente: NYTimes