Lo anunció la Federación Regional de Automovilismo Deportivo de San Luis. El kart sería la primera modalidad en regresar a las actividades.

De a poco, la práctica deportiva vuelve a su normalidad en el territorio provincial pero aún, el rugir de los motores, no se escucha.

Si bien el motociclismo tiene su permiso en la modalidad enduro, el automovilismo sigue esperando y por eso la Federación Regional de Automovilismo Deportivo de San Luis (FRADSL) diagrama un protocolo.

De acuerdo a la actualidad que vive la provincia, el kart podría ser la primera especialidad en regresar a cierta normalidad. El pista y el rally afrontan otro panorama.

El pista, que organiza ARPADP, hoy no tendría a disposición su «casa», el Autódromo Rosendo Hernandez ya que el mismo está siendo utilizada por el Gobierno de la Provincia como Centro de Distribución para evitar el ingreso de transportes de carga a ejido de la Ciudad.

El rally, por su parte, podría ponerse en marcha ya que surca caminos alejados de los centros urbanos pero, tiene como desventaja, la pasión que genera en los puntanos que, sin lugar a dudas, irían a su encuentro provocando así una importante circulación, algo «técnicamente» imposible de lograr en tiempos de pandemia.

Mientras tanto, los motores ya se escuchan en provincias como Chubut, Santa Fe, Laboulaye (Córdoba), Concordia (Entre Ríos), San Juan, Oberá, Posadas, Apóstoles y El Dorado (Misiones).

Están cerca de sumarse a la lista, Mendoza y La Pampa.


Nota: Redacción