A través de un comunicado oficial que subieron a su cuenta de Twitter, los organizadores de la próxima Copa del Mundo informaron triste noticia.

Aunque todavía falta mucho para el Mundial de Qatar 2022, una triste noticia acaba de salpicar a los organizadores del evento: un empleado de la constructora que está a cargo de las obras murió por COVID-19, convirtiéndose así, en el primer deceso anunciado de un trabajador del campeonato como consecuencia del virus que sigue aquejando al mundo entero.

Según informó este jueves el Comité Supremo de Entrega y Legado del Mundial, responsable de la infraestructura y planificación de las operaciones del país anfitrión de la Copa de Mundo, el pasado 11 de junio un ingeniero de 51 años que fue contratado por la constructora Conspel murió trágicamente al contraer el coronavirus.

De acuerdo con el tuit que dieron a conocer a través de su página oficia, los organizadores informaron que el empleado fallecido estaba trabajando en distintos proyectos para dicho comité, desde octubre de 2019 y que si bien nunca antes había tenía problemas de salud, al momento de contraer el virus inmediatamente recibió un tratamiento intensivo en el hospital Hamad de la capital catarí, siguiendo las estrictas indicaciones del Ministerio de Salud del pequeño emirato.

En los últimos años, varias ONG han denunciado las malas condiciones laborales de los trabajadores del Mundial, especialmente en el sector de la construcción. De hecho, en los últimos seis años, cuando se empezó la construcción de los estadios de fútbol y los preparativos para este evento, los organizadores han admitido que han fallecido 34 trabajadores por diferentes causas, aunque otras organizaciones y sindicatos elevan esa cifra.


Fuente: 442