Fue un 3 de julio de 1990 en Nápoles con el oriundo de Lima siendo la figura de una histórica semifinal de la Copa del Mudo.

Un día como hoy todo un país se prendía a la señal de ATC porqué, después de una irregular primera fase, el histórico triunfo ante Brasil en Octavos de Final y los penales ante Yugoslavia en Cuartos de Final, la Argentina enfrentaba a Italia para soñar con una nueva Copa del Mundo.

Fue un día como hoy, en Nápoles, con la Argentina formando con Goycochea; Serrizuela, Ruggeri, Simón y Basualdo; Calderón, Burruchaga, Maradona y Giusti; Olarticoechea y Caniggia bajo la conducción técnica de Carlos Bilardo.

Italia, el seleccionado local que llegaba sin goles en contra e invicto tras sendos triunfos sobre Austria, Estados Unidos y Checoslovaquia en fase regular, Uruguay en Octavos e Irlanda en Cuartos, formaba con Zenga; Baresi, Bergomi, De Agostini y Ferri; Maldini, De Napoli, Giannini y Donadoni; Schillaci y Vialli siendo Azeglio Vicini su entrenador.

Después de los silbidos de todo el San Paolo ante las estrofas del Himno Nacional Argentino, con evidentes insultos al aire por parte de Maradona y Goycochea, el árbitro francés Michel Vautrot inició el encuentro.

Fue la «Azurra» la que generaba las chances claras, a tal punto, que a los 17 minutos se ponía en ventaja a través de su goleador, «Toto» Schillaci, tras capitalizar un rebote que daba Goycochea al no poder contener una potente volea de Vialli.

Salvatore Schillaci, el máximo goleador de Italia 1990

Italia iba por el segundo pero la Argentina se adueñaba del balón, efecto que trajo sus frutos a los 23 minutos del complemento con Olarticoechea enviando un centro desde la izquierda a la cabeza de un Caniggia que volaba y superaba a Zenga. Era el 1-1 final.

Semifinales: Argentina 1 vs 1 Italia, el gol de Claudio Caniggia ...

Cumplido el tiempo reglamentario y el extra, el partido se definió por penales.

En un inicio parejo, Baresi, Baggio y De Agostini convertían para Italia; Serrizuela, Burruchaga y Olarticoechea lo hacían para la Argentina.

El cuarto remate de Italia fue clave. Donadoni lo ejecuta con un remate al palo izquierdo que fue rechazado por Goycochea. A continuación, Maradona se encargaba del cuarto para la Argentina con un remate displicente que le daba una inmensa presión a Serena, responsable del quinto y último penal para la «Azurra».

Goycochea lo esperó y Serena falló. El remate del italiano también fue al palo izquierdo y allí también fue el arquero nacido en Lima, provincia de Buenos Aires.

Es así que, un día como hoy, la Argentina lograba la clasificación a una nueva Final de la Copa del Mundo pero, eso, es otra historia.


Nota: Redacción