Bertolini la empuja y Gimenez acompaña.

Hace 23 años, el «Chacarero» mendocino se quedaba con el Argentino A con varios puntanos en sus filas. Fabio Gimenez fue parte clave del proceso y nos contó sus sensaciones.

«Me acuerdo que fueron dos mil hinchas de San Martín hasta San Rafael. Como 27 colectivos. Una fiesta», nos dice Fabio Gimenez, puntano que fue pieza clave en la defensa del conjunto «Chacarero» que un 5 de julio de 1997 lograba su máximo logro deportivo, el ascenso a la B Nacional.

San Martín había logrado ser tercero en la Zona Centro y se metía en la Zona Campeonato junto con Alianza de San Juan, Unión de Villa Krause, San Martín de Monte Comán, Huracán de San Rafael e Independiente Rivadavia de Mendoza.

Fue una ronda complicada con «La Lepra» y el «Chacarero» siendo los líderes y definiendo el título y el ascenso en la última fecha.

«Nosotros estábamos obligados a ganar. Solo nos salvaba que Independiente perdiera con San Martín de Monte Comán. Ese era el panorama ese día en San Rafael cuando visitamos a Huracán» nos dice Gimenez.

 

El partido fue apasionante, con muchas llegadas y el quiebre se dio con un tiro libre desde la derecha que llega al segundo palo donde estaba el mercedino Marcelo Bertolini. «El Gringo» estaba parado al lado del palo izquierdo y con su pierna derecha llenó de gol las gargantas de los hinchas Albirrojos.

 

«Yo llegaba por atrás. Si no la empujaba él, estaba yo. Pero fue un momento único. Un gran equipo el de Alberto Garro con Morán, Agüero, Magistretti, estaban también el «Mono» Oberti y el «Pela» Miranda. Fue una fiesta que siguió después en nuestra cancha. Nos estaban esperando» dice Gimenez.

El «Tano» fue parte del plantel que militó en la B Nacional, después emigró a Gimnasia y Esgrima de Jujuy. «Pasé por todos lados. Jugué en Juventud, en Estudiantes, fui parte de Unión San Luis (un combinado con lo mejor del fútbol puntano en el Argentino A), en Victoria pero siempre estuve ligado a San Martín».

Si bien Gimenez estaba retirado y haciendo sus primeras armas como ayudante de campo en clubes con Dep. Madryn y Luján de Cuyo, el amor por el «Chacarero» lo obligó a volver con 41 años. «Fue en un Federal B que el equipo venía mal y Magistretti, que era el técnico, me pidió que fuera. Jugué seis meses, nos salvamos del descenso».

Han pasado 23 años y para Gimenez parece que fue ayer. «Nos juntamos todos los años a comer un asado. Lo celebramos así pero la pandemia nos frenó. Pero siempre estamos en contacto por Whats App».

Arriba: Juan P. Renna, Darío O. Medina, Marcos G. Zahzú, Alberto C. Barroso, Cristian N. Corrales, Walter D. Arias, Ramón C. Videla y Fabio G. Giménez. En el medio: Omar Martínez (kinesiólogo), Juan C. Castro (utilero), Mauricio E. Magistretti, Edgar E. Museri, Marcelo W. Bertolini, Arnaldo J. Michelini, Walter A. Maladot Salcedo, Luis M. Farina, Ariel Díaz (PF) y Alberto I. Garro (DT). Abajo: Juan Escudero (kinesiólogo), Gustavo A. Camus, Diego A. Obberti, Juan F. Luque, Félix D. Morán, Rolando M. Sosa, Cristian F. Gautier, Héctor D. Miranda, Sergio G. J. Agüero y Antonio S. Vergara (AC).

Nota: Gustavo Falduti  Fotos: Más Deportes y UNO