Un 7 de julio de 2014 fallecía en Madrid el gran Alfredo Di Stéfano, delantero argentino que llegó a conquistar cinco Champions League con el Real Madrid.

Un día como hoy, a los 88 años de edad, fallecía uno de los futbolistas más importantes del mundo.

Se trata de Alfredo Distefano, quien nació un 4 de julio de 1926 en Barracas que llegó a defender las casacas de River Plate y Huracán de Parque de los Patricios, Millonarios de Bogotá, Real Madrid y Español de Barcelona y de las selecciones de Argentina y España.

A lo largo de su extensa carrera jugó 684 partidos oficiales con 486 goles (un promedio de 0,71), sin contar 6 partidos con 6 goles en el representativo argentino y 37 partidos con 29 goles en el español.

Di Stéfano es considerado uno de los cinco mejores futbolistas de todos los tiempos y sin embargo, entre otras curiosidades, jamás jugó un Mundial.

En sus tiempos de esplendor en la Argentina, el seleccionado mayor no participó en los Mundiales de Brasil (1950) y Suiza (1954).

Ya con la ciudadanía española, la «Roja» no clasificó al Mundial de Suecia (1958) y una lesión lo marginó del Mundial Chile (1962).

En ocasión del Mundial de Inglaterra (1966), Distefano transitaba ya el ocaso de una brillante travesía que llegó a su máximo esplendor con la casaca del Real Madrid, donde fue clave en el equipo Merengue que ganó ocho ligas y cinco copas de Europa de forma consecutiva.

La última vez que vistió pantalones cortos dentro de un campo de juego fue en un partido celebratorio, también llamado «de despedida», que tuvo lugar en el estadio Bernabeu el 7 de junio de 1967 y que, a los 13 minutos de iniciado el encuentro, estalló e ovaciones con Di Stéfano entregando la cinta de capitán a Ramón Grosso.

De ahí en más, Di Stéfano se dedicó a la dirección técnica. Pasó por Elche Club de Fútbol, Boca Juniors, Valencia, Real Madrid, Rayo Vallecano, Deportivo Castellón, River Plate y fue asistente en la selección de Venezuela​.

Entre sus logros al mando de un plantel, sobresalen el Nacional y la Copa Argentina de 1969 con Boca; la Liga 70/71 y la Recopa Europea 79/80 con Valencia; el Metropolitano 81 con River y la Súpercopa de España 90 con el Real.

En noviembre de 2000 fue nombrado Presidente de Honor del Real Madrid, club que seis años más tarde y con la venia de los hinchas, decidió que el Estadio de la filial Real Madrid Castilla lleve su nombre y que el avión oficial, el que traslada al plantel a cada encuentro, se denomine «La Saeta».

Un 5 de julio de 2014, a las cinco de la tarde mientras celebraba sus 88 años, Di Stefano sufrió un paro cardiorrespiratorio, fue reanimado e internado en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid.

Pese a todo esfuerzo, un día como hoy, Alfredo Di Stefano pasó a ser leyenda.


Nota: Redacción