Además de indecisión del serbio, el español Rafael Nadal tampoco confirmó su presencia en el Abierto de los Estados Unidos y el suizo Roger Federer, operado de la rodilla, estará afuera del circuito hasta 2021.

El serbio Novak Djokovic, número uno del ranking mundial de tenis y recuperado de coronavirus, puso en duda su participación en el US Open, el Grand Slam estadounidense, que se jugaría del 31 de agosto y el 13 de septiembre en Nueva York.

«Ahora no sé qué va a pasar. No le favorece al Abierto de los Estados Unidos lo que pasa en las últimas semanas, están creciendo mucho los números de contagiados, sobre todo en Nueva York», dijo Djokovic al diario deportivo serbio Sportski zurnal.

«Hay mucha incertidumbre. Muchos tenistas no saben si entrenar en polvo de ladrillo o en pista dura. Se sabrá más antes del 15 de julio, plazo tope para que la ATP decida sobre las competiciones de su calendario, Washington, Cincinnati y los torneos europeos», consideró Djokovic según replicó la agencia EFE.

El español Rafael Nadal tampoco confirmó su presencia en el Abierto de los Estados Unidos y el suizo Roger Federer, operado de la rodilla, estará afuera del circuito hasta 2021.

El serbio destacó «los esfuerzos en todo el mundo, sobre todo en Estados Unidos y en Europa, para que se disputen los torneos a pesar de la gran crisis sanitaria, económica, de seguridad, pero todo tiene sus límites». Su plan, en principio, es jugar Roland Garros (se pasó para fines de septiembre), así como los torneos de Madrid y Roma.

‘Nole’ fue muy criticado por organizar el Adria Tour, un torneo de exhibición en Serbia y Croacia, donde no se tomaron precauciones sanitarias y debió ser cancelado tras varios positivos por Covid-19 de tenistas, staff y familias de los jugadores.

El número uno del mundo lamentó «las críticas, muchas de ellas maliciosas» contra él por la organización del torneo benéfico en los Balcanes, en el que dieron positivo el propio Djokovic y su esposa Jelena, el serbio Viktor Troicki, el búlgaro Grigor Dimitrov y el croata Borna Coric, entre otros.

«Es obvio que hay algo más que la crítica, como si hubiera una agenda, una caza de brujas, que alguien tenga que caer, alguna personalidad, nombre conocido, que sea culpable de todo», denunció Djokovic. «Dejo a otros decidir si eso es correcto y humano.

En mi opinión, no lo es. Mi postura es que debemos aprender de todo esto y adaptarnos de paso», concluyó.


Fuente: Telam