La agrupación atlética que sigue el legado de Ramón Cabrera ya cuenta con un gran predio donde realizan sus entrenamientos. La pista sintética, el anhelo de todos.

Frente a la rotonda «Madres de Plaza de Mayo» o «Torrontegui» en Ruta Nacional 147 frente a Plaza del Cerro, hay un gran predio que supo tener una «canchita» de básquet y que hace un tiempo empezó a cambiar su fisonomía gracias a un grupo de atletas.

El terreno, propiedad de la Municipalidad de la Ciudad de San Luis, está bajo el resguardo de Big Runners San Luis, una agrupación atlética que se formó hace poco más de un año y que continúa con el legado de Ramón Cabrera, uno de los máximos impulsores de la disciplina.

Desde Big Runners, nos manifestaron que están trabajando todos los días, que son deportistas del barrio y que el sentido de pertenencia es muy fuerte.

Desmalezado, parquización y hasta la pista de 480 metros ya son los objetivos logrados. Pero van por más.

Una de las próximas metas será que el municipio capitalino pueda cederles el terreno para así lograr el cierre perimetral, los vestuarios, la iluminación y porqué no, la ansiada pista sintética, esa que quedó trunca en La Punta y que corrió con la misma mala suerte en el ex Jockey Club.


Nota: Redacción   Fotos: Gentileza Daniel Tano