El infectólogo que lidera la mesa sanitaria del Gobierno Nacional, se reunió de manera virtual con presidentes del fútbol argentino. Se habló de protocolos y de medidas de prevención. Les dijo que se esperan las dos semanas más complejas y que aún no es conveniente hablar de fechas concretas para el regreso.

Ayer por la tarde se realizó una importante reunión sanitaria entre Claudio Tapia, Marcelo Tinelli, Donato Villani y los presidentes del fútbol argentino con el infectólogo y asesor del Gobierno Nacioanal, Pedro Cahn.

El médico les habló de un futuro complejo por el aumento de casos y que «aún no es conveniente hablar de fechas concretas para el regreso».

La realidad argentina por la pandemia del coronavirus es dinámica y todo lo planificado muchas veces da un giro por nuevos escenarios. Uno de estos ejemplos fue el atraso de la reunión entre AFA y el Ministerio de Salud. Ginés González García le pidió expresamente a Tapia posponer la reunión por el pico de muertos que se dio a conocer en el informe del lunes.

Sin embargo la intención del fútbol argentino es irse preparando y crear condiciones para que los futbolistas puedan volver a un «entrenamiento escalonado». Es por eso que conformaron una mesa virtual con el principal asesor del Gobierno Nacional en materia de infectología.

El encuentro tuvo una primera media hora donde el médico hizo un análisis de lo que fue pasando a nivel país con el coronavirus y también explicó los procedimientos de los protocolos.

A su vez, le reveló a los dirigentes que «prevén el pico para dentro de 15 días», pero que no pueden asegurarlo. Tras la exposición, los representantes del fútbol argentino preguntaron inquietudes y detalles referidos a las medidas sanitarias y las fechas para el regreso.

El ánimo general indica que la reunión fue muy importante en términos conceptuales, pero que los preocupa para el futuro. Los dirigentes entienden que establecer una fecha va a ser muy difícil por cómo están las cosas. Sumado a que tendrán que tener extremos cuidados, también son conscientes que serán un foco de contagio y que inevitablemente existirán casos.

En cuanto a los entrenamientos, se recomendó que los grupos de seis jugadores no se mezclen en las primeras fases de entrenamientos. Y se sugirió que no se realicen concentraciones.

Otro de los temas que preocupó a varios dirigentes fue por los campeonatos internacionales, más precisamente sobre la Copa Libertadores.

Según algunos dirigentes, Cahn les dio a entender que los partidos de esta envergadura serán muy complicados, sumado a que «no ven posible que las fronteras estén abiertas en su totalidad en septiembre». Y con esta misma tónica, habría recomendado no viajar a determinados países, como por ejemplo Brasil.


Fuente: Doble Amarilla