El retorno será bajo estrictas medidas de seguridad e higiene, con el cruce entre New Orleans Pelicans y Utah Jazz, programado para las 19.30 (hora de la Argentina) y el clásico entre Los Angeles Lakers y Los Angeles Clippers, a segundo turno.

La NBA regresará mañana en la «burbuja» de Disney, en Orlando, en el Estado de Florida, con dos partidos, uno de ellos el clásico entre Los Angeles Lakers y Los Angeles Clippers, y luego de una interrupción de casi cinco meses, desde el 11 de marzo, a raíz de la pandemia del coronavirus.

El retorno se consumará bajo estrictas medidas de seguridad e higiene, este jueves con el cruce entre New Orleans Pelicans y Utah Jazz, programado para las 19.30 (hora de la Argentina).

Ese partido marcará el reinicio y será el aperitivo del clásico angelino que animarán desde las 22 Los Lakers de Lebron James y Los Clippers.

En el regreso de la NBA sólo habrá 22 franquicias, todas aquellas con posibilidades de alcanzar los playoffs o con los boletos ya garantizados para la postemporada, en la que se definirá al campeón de una edición atípica.

De hecho, las medidas de seguridad obligan a la prensa a efectuarse test cada dos días, con un costo aproximado de 140 dólares por estudio, para evitar los contagios en la «burbuja».

Además, los protocolos establecieron que en el caso de un positivo en coronavirus entre los basquetbolistas, en un principio se lo aislará hasta que tenga dos test negativos, pero no se correrá al resto del equipo.

El objetivo de la NBA es evitar el abandono de las franquicias, como pasó en la Major League Soccer con Dallas FC y Nashville Soccer Club por brotes en los planteles, a una definición que tendrá varias ausencias entre lesiones y decisiones personales, al punto que se permitieron las contrataciones temporales.

En total serán ocho partidos para el acceso a la siguiente fase, a la que ya están clasificados Milwaukee Bucks, Toronto Raptors y Boston Celtics por la Conferencia Este y Los Lakers por el Oeste.

Asimismo, en el Este están prácticamente adentro Miami Heat, Indiana Pacers y Philadelphia Sixers, y en el Oeste atraviesan una situación similar los Clippers, Denver Nuggets, Utah Jazz, Oklahoma City Thunder y Houston Rockets.

 

En relación a los playoffs, la organización estableció un «play in» entre el octavo y el noveno de cada conferencia en el caso de una distancia igual o menor a cuatro partidos entre ambos.

Es decir, en el caso del Este, donde Orlando (30-35) se posiciona octavo y lo sigue Washington Wizards (24-40), a 5.5 juegos, no habría desempate en la actualidad.

Todo lo contrario sucede en el otro lado, ya que Memphis Grizzlies es el octavo con su registro de 32 victorias y 33 derrotas y por coeficiente se coloca a 3.5 de Portland Trail Blazers (29-37), New Orleans Pelicans y Sacramento Kings (28-36) y a 4 de San Antonio Spurs, la ex franquicia de Emanuel Ginóbili, con 27-36.

Imagen

Los equipos jugaron en la última semana una serie de amistosos entre sí para retomar el ritmo de competencia perdido desde el 11 de marzo cuando el pivote francés de los Jazz, Rudy Gobert, dio positivo en coronavirus en la previa al enfrentamiento con Oklahoma Thunders y se suspendió la actividad.

La NBA comenzó el camino de retorno con un plan ambicioso en el que se construyeron tres canchas de televisación dentro de ESPN Wide World of Sports Complex: Athletic Center, The Arena y Field House.

En el caso, The Arena, el más completo de los tres, tiene además de la cancha principal, dos espacios para entrenamientos -canchas, gimnasios y vestuarios-.

Por su parte, algunos basquetbolistas decidieron bajarse de la competición por dar positivo en coronavirus como el escolta Spencer Dinwiddie (Brooklyn Nets) y su franquicia sumó otra ausencia, ya que previamente lo hicieron DeAndre Jordan, Wilson Chandler y Nicolas Claxton por el mismo motivo.


Fuente: Telam