Los Juegos Olímpicos mantienen su fecha para el 2021 y la idea inicial era que se celebraran con total normalidad, pero el coronavirus sigue presente en el mundo.

La situación epidemiológica por el Covid-19 obliga a que los organizadores de los próximos Juegos Olímpicos empiecen a replantearse algunas cosas como la de que haya público en las gradas. Si la pandemia no está controlada para esa época no habrá espectadores.

Esto es lo que se puede inferir de las declaraciones de un político del Partido Liberal Democrático (PLD), el que gobierna en el país del sol naciente, a la agencia de noticias japonesa Jiji Press.

Ante la amenaza cada vez más seria de una cancelación definitiva de la cita, se alzan las voces que piden optar por el mal menor, es decir, celebrar el evento a puerta cerrada.

«Es imposible erradicar por completo el coronavirus y celebrar los Juegos de Tokio. Nuestro objetivo es gestionar los Juegos Olímpicos mientras coexistimos con el coronavirus. Hay que celebrarlos aunque sea sin público», aseguró un miembro del partido gobernante que no fue identificado.


Nota: Redacción