El club de Núñez le pidió la renuncia a Martín Castro luego que la Cámara Penal de la Ciudad de Buenos Aires lo procesara por hechos que ocurrieron cuando trabajaba en Vélez. Desde la institución ‘Millonaria’ aclararon que la decisión no tiene «absolutamente nada que ver con algo que haya pasado mientras se desempeñó en River». En el Fortín y en la Justicia ya hablan de dos casos de abusos probados, a menores de 16 y 18 años ocurridos en el 2014. ¿Cómo sigue la causa?

La Cámara Penal de la Ciudad de Buenos Aires dictó el procesamiento de Martín Gabriel Castro por presunto «abuso sexual agravado» tras la denuncia de dos jugadoras menores de edad que dirigió en 2014, cuando era director técnico de Vélez Sarsfield. Ante este hecho, River, el lugar dónde trabajaba, lo desvinculó inmediatamente.

El club de Núñez, apenas el hecho tomó estado público, tomó la decisión de pedirle a Castro la renuncia, pero aclaró que los hechos no tuvieron lugar en el club ‘Millonario’, ni tampoco con jugadoras del Voley de River. «No hay ninguna denuncia formal o informal sobre hechos que pasarán en el Club. Se habló con el equipo que el dirigía y en el departamento de Voley. Absolutamente nada que haya pasado mientras se desempeñó en River», aclararon fuentes del club a ‘Doble Amarilla’.

En Vélez, dónde sí fueron los hechos que se le imputan, sí confirmaron lo sucedido. Paula Ojeda, responsable del área de género en la institución velezana, le confirmó a ‘Doble Amarilla’ que a Castro se le imputan «Fueron dos hechos probados con jugadoras menores del Voley del club en 2014, registrados en hoteles alojamiento de Liniers y Ciudadela».

Ojeda también recuerda que el área que preside empezó a trabajar en los primeros meses de 2018 y que, al toparse con esta situación, «colaboramos con la investigación policial y Justicia con la entrega de toda la documentación legajos de Castro, exámenes preocupacionales y hasta el listado de socias que eran parte de los equipo en esos años para poder llevar adelante la investigación. Trabajamos en conjunto el Departamento de Legales, el Área de violencia de género y el área de Recursos Humanos», detalló.

El entrenador será llevado a juicio, ya que hay elementos de convicción suficientes para estimar que existe un hecho delictuoso, incluso, en Vélez los dan como «probados», tal como le dijo Ojeda a este medio. Desde el colectivo «River Feminista» se destacó que se «acompaña a los denunciantes ante la noticia de que Martín Castro, entrenador de voley de River Plate, fue procesado por abuso sexual con el agravante de haber cometido dicho acto de violencia mientras estaba a cargo de, las mismas».

La capitana del equipo de Voley de River, Daniela Gildenberger, también habló en Twitter de lo sucedido: «Como Capitana de River y feminista me siento en la obligación de salir a aclarar. Siempre me caracterice por estar del lado de los derechos y la inclusión, y por supuesto en contra del abuso y de la violencia. Y esta vez no va a ser la excepción», empezó un pequeño hilo en esa red social. «Lamento profundamente esta situación, por las víctimas primero, y en segundo lugar por manchar mi deporte y a la Institución que pertenezco. Y también, por poner en duda hasta mi propio profesionalismo y comportamiento. Lo que más deseo, es que se haga JUSTICIA» y concluyó: «Por mi, por mis compañeras, por todas las mujeres y niñes. No más abusos, de ninguna índole».

El hecho tomó estado judicial cuando, a fines de 2019, dos de las víctimas se presentaron en la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra la Mujer (UFEM) del Ministerio Público Fiscal para hacer la denuncia. Las jugadoras, cuyo nombre se preserva, están muy afectadas y les costó mucho acusar a Castro, ya que cuando los abusos ocurrieron tenían 16 y 18 años, y eran alumnas de él en Vélez.

La causa se instruyó en la fiscalía de Saavedra a cargo del Fiscal José María Campagnoli, con número de causa 47622 del 2018, cuando se llevó a cabo una investigación por denuncias y acusaciones contra el DT en redes sociales, aunque en ese momento ninguna de las víctimas quiso instar la acción penal.

Luego de la denuncia en la UFEM, se pidió la indagatoria en mayo de este año. El 1° de julio, el juzgado de instrucción 48 dictó la «falta de mérito» por considerar que no existían pruebas suficientes para seguir el caso. Sin embargo, se apeló esta medida y se buscaron testimonios y testigos. El 3 de agosto, la sala I revocó la falta de mérito y determinó el procesamiento de Castro por dos hechos, los que oportunamente menciona Ojeda.

Martín Castro dirigió técnicamente en Vélez desde febrero de 2012 hasta agosto de 2014 inclusive. Ahora, el entrenador seguía al frente del equipo de División de Honor del vóleibol femenino de River hasta que la Liga Argentina femenina se canceló por la pandemia de coronavirus.

En diálogo con ‘Doble Amarilla’, Ojeda hace una última reflexión: «Lamentablemente esto pasa en un montón de clubes, ahora salta a la luz porque están los nombres de River y de Vélez, pero pasa en muchos lados. Creamos este tipo de espacio para que las víctimas se puedan sentir contenidas y realizar la denuncia. Esto pasó 8 años atrás», remarcó.


Fuente: Doble Amarilla