La Unión Sudafricana de Rugby (SARU) retiró este martes la candidatura para organizar la Copa del Mundo de 2027, o en su defecto la de 2031, debido a la falta de apoyo de su gobierno, que no dispone los medios financieros para impulsar el evento.

Según el periódico francés L’Equipe, el gobierno sudafricano no dispone de los medios para proporcionar el equivalente a 115 millones de dólares como garantía financiera solicitada por la World Rugby (WR).

La SARU decidió quitar las candidaturas porque la crisis de Covid-19 está golpeando duramente a la economía sudafricana y el título de campeón del mundo ganado por los Springboks en 2019 en Japón no fue suficiente motivación para los inversores.

Sudáfrica también fue candidata a ser sede de la edición de 2023, pero fue derrotada por Francia durante la votación que se efectuó en Londres, a pesar de ser la favorita del Presidente del Rugby Mundial, el inglés Bill Beaumont.

Sin Sudáfrica todo se le simplificará a Australia, que también era candidata a albergar la edición de 2027, mientras que la federación estadounidense, que está en bancarrota desde abril, deberá estudiar si en el futuro puede presentar, como desea, una oferta para 2031.


Fuente: Telam