Luego de semanas de incertidumbre y evaluación, la Sanzaar lo oficializó. Se jugará entre el 7 y el 12 de diciembre.

La confirmación llegó el día después de que Los Pumas informaron que la burbuja sanitaria que montaron para poder prepararse se rompió, con ocho nuevos casos positivos en coronavirus que se sumaron a trece anteriores.

En total, entonces, serán seis semanas para celebrar las seis fechas del torneo, en el que Argentina enfrentará, a partido y revancha, a los Wallabies locales, los Springbooks de Sudáfrica y los All Blacks de Nueva Zelanda.

Lo cierto es que Australia le ganó la pulseada a Nueva Zelanda para ser sede del torneo y convenció a la Sanzaar, sobre todo por las regulaciones con respecto al cumplimiento de la cuarentena.

En la actualidad, Nueva Zelanda está en fase 2, con reglamentaciones para quienes ingresan al país, y el fin de semana pasado jugó su legendario partido de Norte vs. Sur a puertas cerradas.

En cambio, en Australia, se permitirá que los equipos se entrenen desde su llegada al país más allá de estar aislados, y los tamaños de las burbujas sanitarias convencieron a los organizadores.


Fuente: NA