La franquicia californiana venció a Miami Heat en el sexto juego de la serie por 106 a 93. LeBron James tuvo una actuación memorable y fue elegido MVP.

Los Ángeles Lakers aplastó anoche a Miami Heat en el sexto juego de la serie final por 106 a 93 y se coronó campeón de la NBA después de una sequía de 10 años de títulos.

LeBron James tuvo una actuación superlativa y fue declarado el Jugador Más Valioso del encuentro (MVP, por sus siglas en inglés), honor que conquistó por cuarta ocasión a lo largo de su carrera.

James aportó 28 puntos, 14 rebotes y 10 asistencias mientras que su compañero Anthony Davis, aportó 19 puntos, 15 rebotes y 3 asistencias. También se destacó Kentavious Caldwell-Pope con 17 puntos.

En los Heat, por su parte, se destacó Bam Adebayo con 25 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias. Butler y Crowder sumaron 12 puntos cada uno.

Con el triunfo de ayer, Lakers cerró las series finales con marcador global de 4-2, además de lograr su décimo séptimo anillo de campeón, igualando la marca de los Celtics de Boston como la franquicia más ganadora de la historia de la NBA.

 


Nota: Redacción   Foto: Prensa NBA