Los países europeos pretenden recibir a la Copa del Mundo en diez años. Argentina, Uruguay, Chile y Paraguay son las otras candidatas oficiales. Inglaterra y China estarían interesadas.

Hace unos días el presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, y el presidente de la Federación Portuguesa, Fernando Gomes, ratificaron en Lisboa un acuerdo para impulsar la candidatura conjunta para la organización del Mundial de Fútbol FIFA 2030.

Vale recordar que en 2019 los gobiernos de Argentina, Uruguay, Chile y Paraguay oficializaron su intención de postularse de manera conjunta para ser sede, teniendo en cuenta que se cumplirán 100 años de la primera Copa del Mundo, celebrada justamente en Uruguay.

Según la propuesta que se detalló en mayo del año pasado en una reunión realizada en la Casa de la Moneda, sede del Ejecutivo chileno, se definió que Argentina será el país que tendrá la mayor cantidad de sedes en el armado de la presentación de la candidatura.

Serán seis estadios del fútbol argentino los que presentará la organización. En segundo orden aparece Chile, con cuatro sedes, y para Uruguay y Paraguay quedarían dos para cada uno.

En el caso que por alguna razón se deban cambiar la cantidad de recintos, se estableció que Argentina bajaría a cinco y los chilenos lo harían a tres.

A su vez, Inglaterra y China también están detrás del Mundial 2030, aunque ninguna de las dos naciones ha hecho oficial sus intenciones.

El plazo para presentar la candidatura culmina en 2022 y la elección se realizará en 2024 durante el Congreso de la FIFA.

Para ese entonces, habrá 48 selecciones disputando el certamen, 16 más que en la actualidad, por lo que desde la Casa Madre del fútbol impulsan presentaciones conjuntas entre países.

Es por eso que Inglaterra no descarta asociarse a Irlanda, Gales o Escocia.


Nota: Redacción