La máxima del básquet argentino recibió la aprobación del Gobierno Nacional y mañana se pondrá en marcha en las «burbujas» de Ferro y Obras con cinco partidos por día. El duelo entre San Martín y Regatas abre el camino.

Los equipos ya están en Buenos Aires, se sabe que las dos sedes burbuja son Ferro y Obras. Hay dos zonas determinadas y un fixture dando vueltas. Lo único que que faltaba para terminar de oficializar la vuelta de la Liga Nacional era el sí del Gobierno.

A 24 horas del día previsto para el inicio de la competencia, y después de varias semanas sin novedades, finalmente llegó la tan esperada autorización y la Liga pondrá primera este miércoles.

El torneo se dividirá en dos zonas: Norte, que es la que debuta este miércoles, y Sur, que comenzará su participación el viernes. Jugarán entre ellos todos contra todos y los dos mejores de ambos lados irán a un cuadrangular final.

Encima la actividad arranca con todo, porque ya en la primera fecha hay clásico, se enfrentan Instituto y un Atenas golpeado por el reciente fallecimiento de quien fuera su técnico, Osvaldo «Turco» Arduh, a raíz de coronavirus.

El primer partido de la temporada será San Martín-Regatas. Luego se verán las caras Comunicaciones, elenco correntino que cuenta en sus filas con el puntano Valentín Costa, ante Olímpico de La Banda; La Unión de Formosa-Quimsa y Oberá Tenis Club-Libertad de Sunchales.

En la Conferencia Sur, que se disputará en Obras, la primera fecha será con Peñarol, elenco marplatense donde se destaca el mercedino Fabricio Salas como ayudante de campo, ante Platense; Gimnasia-Argentino; Boca-Bahía Basket; Ferro-Hispano y San Lorenzo-Obras.

Si bien llegó la autorización en el Boletín Oficial, ahora la Liga está a la espera de una solución del conflicto que surgió en las últimas horas entre la AdC y el sindicato de árbitros.


Nota: Redacción