Tras meter un gol, el crack rosarino mostró en el festejo la casaca de Newells, que llevaba debajo de la del Barcelona. Antes del partido, el club -donde Maradona jugó entre 1982 y 1984- homenajeó a Diego antes del partido frente al Osasuna.

Lionel Messi festejó su gol, el cuarto del equipo catalán, con una celebración dedicada a Maradona: se sacó la 10 del Barça y mostró que debajo tenía la casaca de Newell’s con la número 10, la misma que usó Diego en su paso por el club rosarino.

 

Antes del inicio del encuentro, había habido un respetuoso y emotivo minuto de silencio con los futbolistas de ambos equipos reunidos alrededor de una camiseta de Barcelona con el número 10.

Lionel Messi, visiblemente afectado, estuvo cabizbajo durante el minuto de silencio y cuando sonó el pitido del árbitro alzó su cabeza en dirección a la pantalla del estadio Camp Nou donde se proyectaba una imagen de Maradona durante su etapa en el club «culé».

El defensor Facundo Roncaglia, ex Boca Juniors, también participó del homenaje del lado del Osasuna.

El crack rosarino también se colocó una cinta negra por encima de la tradicional cinta de capitán con los colores de Cataluña.

Desde la tribuna, un directivo también exhibió una camiseta enmarcada utilizada por Maradona en alguno de los 75 partidos (47 goles) que disputó entre 1982 y 1984 con el equipo «blaugrana».

En simultáneo, los carteles de publicidad también lucieron una imagen de Maradona junto con el escudo de Barcelona enlazado con un crespón negro.


Fuente: Telam