El mercedino Pablo Zeballos fue el encargado de unir, por primera vez, a ambas ciudades con un vuelo de casi cinco horas. Sus próximos objetivos, las dos fechas del Campeonato del Mundo.

El pasado jueves, el mercedino Pablo Zeballos despegó desde León Colgado, cerro ubicado justo en frente al Estadio Provincial.

También lo hicieron varios parapentistas más y todos ellos emprendieron sus vuelos.

Las térmicas estuvieron a la orden y algunos emprendieron rumbo al Norte y otros, como Zeballos, pensé en llegar a su casa.

Fue así que, tras cuatro horas y cuarenta minutos, Pablo, que venía de ser el mejor en el Brasil Open, arribó a su Villa Mercedes en parapente.

Diego Nicola, referente del parapente puntano, contó que Zeballos voló a una altura promedio de 2900 mts.

Este vuelo fue el primero en unir ambas ciudades y a Zeballos le sirve para ficharlo en la Copa Nacional de Distancia y como entrenamiento para las próximas fechas del Campeonato del Mundo.

Los otros pilotos tuvieron vuelos interesantes, sobresaliendo también lo hecho por Pablo de Alejandro y Rafael Lopez que juntos, uno por el filo y otro por el llano, llegaron a El Trapiche.


Nota: Redacción   Fuente y Fotos: APVL