Ayer el «Cacique» superó a Universidad de Concepción por la promoción y gracias al oriundo de Arizona, sigue siendo el único equipo chileno que nunca descendió.

Sin lugar a dudas, todo hincha de Colo-Colo recordará la temporada 2020/2021 como la peor de la historia pero, a su vez, todos recordarán el nombre de Pablo Solari y su histórico gol ante Universidad de Concepción.

Mientras la Universidad Católica se consagraba campeón y  mientras la U de Chile, su clásico rival, accedían a la Copa Libertadores de América, Colo-Colo pensaba en la Promoción.

Luego de zafar del descenso directo, pena que quedó en manos de Coquimbo Unido y Deportes Iquique, el «Cacique» debió definir la promoción con Universidad de Concepción en el Estadio Fiscal de Talca.

Debido a la pandemia, el partido se jugó sin público pero, sin lugar a dudas, fue el pleito con mayor audiencia televisiva en años para el fútbol chileno que alcanzó su pico de rating a los 19 minutos.

La pelota rodaba por la derecha y llegó a los pies de Pablo Solari, delantero de solo 19 años que nació en Arizona, que es ficha de Talleres de Córdoba y que fue cedido a préstamo a Colo-Colo hasta diciembre del 2021.

Cuando muchos esperaban el centro al área, Solari no dudo y encaró. Eludió a uno, a dos y definió fuerte al medio para vencer al arquero.

 

Era su primer gol como profesional, el primero en Colo-Colo y el el gol necesario para que se quedara en Primera División.

Imagen

El «Gato» Morón, Marcelo Espina, Marcelo Barticciotto, Claudio Borghi, René Houseman son algunos de los argentinos que son considerados ídolos en el «Cacique». Hoy, con solo 19 años, muchos sumarán a la lista a Pablo Solari.


Nota: Redacción