La Liga Mercedina esta presta a iniciar la temporada 2021 pero antes, testeó a jugadores, jugadoras, cuerpos técnicos y árbitros.

El fútbol de Villa Mercedes de a poco vuelve a la normalidad. Ya lo hicieron las divisiones infantiles y en breve lo hará el futsal.

Por eso, la Liga Mercedina de Fútbol testeó a todos los jugadores y jugadoras sumado a dirigentes, árbitros, cuerpos técnicos, auxiliares para verificar el estado de salud y de esta forma poder participar de futuras competencias.

Mario Echeverría, presidente de la «casa madre» del fútbol mercedino, indicó que «Esta es la nueva normalidad. Debemos cumplir con protocolos y aportar al estado de salud de la provincia con estas herramientas».

El grupo más importante que fue testeado consta de 35 equipos de futsal que militará en Primera, Segunda, Tercera, Reserva, Sub 18 y Femenino.

En definitiva, desde la LMF informaron que se testeó a 950 jugadores en esta primera etapa y que nuevos controles semanales están previstos para el resto de las categorías mayores.


Nota: Redacción