Un 2 de marzo del 2003 y con la presencia del TC2000, se inauguraba en San Luis el Autódromo Rosendo Hernandez. Norberto Fontana fue el primero en conseguir un triunfo.

En San Luis se respira más automovilismo que otras disciplinas y un fiel reflejo es que hoy cuenta con tres autódromos de primer nivel.

Si bien Potrero de los Funes ya era testigo de carreras de Turismo Nacional y Turismo Carretera, no era una pista consolidad.

La primera se inauguró un día como hoy del 2003 y lleva por nombre Rosendo Hernandez, destacado puntano que supo brillar en la época del Oro del TC.

 

El Moto Club San Luis es su propietario tras un canje con una empresa constructora. La entidad motor, a cambio de los terrenos y la construcción del Autódromo, cedió el mítico Circuito Cruz de Piedra.

Su inauguración fue un 2 de marzo del 2003 con la visita de la primera fecha del TC2000 con triunfo para Norberto Fontana a bordo de un Toyota Corolla seguido por Gabriel Ponce de León (Ford Focus) y Gabriel Furlán (Mitsubshi Lancer).

Fue de la competencia el puntano Fabricio Pezzini a bordo de un Honda Civic del Fineschi Racing logrando un gran octavo puesto.

 

 

Un mes más tarde, el 20 de abril, lo visitó el Turismo Carretera con triunfo para Omar Martinez con Ford.

En ambas citas se utilizó el circuito de 4100mts. que, unos años más tarde, se modificó a 4600mts. con el obligado ensanche de la carpeta asfáltica.

Regresa la velocidad al oeste de la ciudad

Por allí pasaron también el flamante STC2000, la Topa Race, el Turismo Nacional y hasta el Campeonato Mundial de Rally Cross.

En su predio también se destaca el kartódromo Juan Maria Traverso y es la «casa madre» del automovilismo provincial.


Nota: Redacción